Homenaje a Jose Maria en Gran Canaria

Bajo el marco del Congreso de Turismo Rural, organizado por Grantural en la isla de Gran Canaria, se organizó un acto de reconocimiento póstumo a nuestro amigo Jose Maria del Real.

En el acto, por parte de miembros de Acantur, se le hizo entrega de una figura artesanal, a su viuda, Emma Brito.

Durante el emotivo acto, a traves de video, los representantes de Asetur, nos hicieron llegar un mensaje y por parte de Acantur, en la voz de Carlos Fernandez, se dio lectura al siguiente texto:

José María, quien nos trajo sus raíces marinas al campo
José María,
… sus raíces marinas…
‐no existen raíces en el mar‐
…las trajo al campo…
y en lo rural nos dejó todo su acervo de ciudadano universal…
Adelantado a su tiempo –que era nuestro tiempo‐… en su concepción de la vida, en sus valores, en sus compromisos… alcanzaba a ver una sociedad distinta… una forma de ser ciudadanos cual tripulación de un barco –al igual que asociados de cualquiera de nuestras entidades de turismo rural‐, generosa y corresponsable… cada quien con su misión…
A cada paso, estas convicciones le salían por la piel, en cada palabra… Y así: cada
palabra por la piel, porque la firmeza y el tacto, la capacidad de diálogo, de
convencimiento, el carácter enérgico, perseverante y apasionado, hacía arrastrar a toda su tribu a sus propuestas, creencias y convicciones…
‐ “un barco seguro se hunde si se dejan de tomar decisiones…”
Siendo un poco atrevido se pudiera pensar…
… que quizás por su temprana enfermedad… el destino lo trajo al campo (y esa fue
nuestra suerte…!)
… y aquí sí, sí se echan raíces, si existen raíces en el campo…
¡José María enraizó en nosotros, ‐en nosotros mismos‐…!
Pudimos aprender con él…
juntos, a cada paso, todo el tiempo…
…su temprana ida está siendo también una lección, formidable lección…
la que todavía estamos aprendiendo hoy,
y la que todavía él nos está impartiendo…
José María tenía un perspectiva, una intuición, una capacidad de proyección sobre
nuestro entramado asociativo radical… y radicalmente cargado de valor y de futuro…
en lo comunitario, lo social, lo ecológico, lo organizativo, lo comunicacional…
en ello él ha sido el visionario
el animador,
el emprendedor,
el hombre‐orquesta y el orquestador
… también el compañero, el primero a lo que se necesitase y el amigo…
en una amistad multiplicada en cientos de personas en el país, en Canarias y en
España… para hacer avanzar a paso seguro esa visión, ese sueño que compartíamos…
Esto es lo que es, esto es lo que tenemos y somos…
la capacidad de los seres humanos de hacernos de la ‘pasta’ de nuestros sueños…
José María era nuestro realizador de sueños…
quien nos ha hecho soñar,
quien nos hace seguir soñando…
Su proyecto realizado, su gran lección –ahí siempre fue un maestro–: “cuando se
quiere, se puede”…
y no de un poder en solitario sino de un poder del todos en acción!
Se puede, cuando en un día como hoy (pequeña Jornada de Turismo Rural en Gran Canaria, 25 de octubre de 2014)… lo dicho no se queda solo en palabras, se convierte en el viento necesario al barco para surcar nuevas aguas y  transformarse en un nuevo cauce de acción…
en un nuevo proyecto, en un nuevo sueño…
… y hemos vivido afortunados de compartir un tramo importante de nuestras vidas animando proyectos con mucho viento a favor… de la mano de un gran capitán con su oficio de maestro propagador de sueños…
… aquí en el campo, en lo rural, donde se echan raíces, aunque sea lejos del mar!!!
¡Gracias José María!