Posicionamiento de Acantur ante la modificación de la legislación turistica

La Asociación de Turismo Rural de Canarias, ACANTUR, entiende, que La presión mediática y estratégica que está haciendo la plataforma de alquiler vacacional es consecuencia de la mala política turística de los últimos años. Es, en parte, el resultado del boom de la construcción, donde apartamentos que se quedaron obsoletos se salieron de la turoperación y se vendieron a terceros y que ahora se alquilan como turísticos. Igualmente ocurre con las viviendas de segunda residencia y cuartos de aperos que acampan a sus anchas por todas las medianías de Canarias, y que con la crisis también se alquilan.

Desde la Asociación de Turismo Rural de Canarias, ACANTUR, hemos de recordar que en Canarias hay más de 900 casas rurales, que están totalmente legalizadas y que, desde el primer momento de su apertura, han puesto en valor la arquitectura, la etnográfica y la gastronomía de las islas; en síntesis, todo el acervo cultural rural que hemos heredado, esfuerzo este realizado por sus promotores a pesar de su baja rentabilidad, ya que el turismo rural tiene una ocupación anual que no llega al 35 %, frente al 80 o 90 % del tradicional.

Con la presión que está haciendo el alquiler vacacional, el turismo rural se verá abocado a su desaparición de Canarias, aún cuando al amparo de una normativa que nos protegía hemos invertido en unos inmuebles que debían de reunir una serie de requisitos, entre ellos el de antigüedad y valores cultural, y que, curiosamente, con la actual legislación algunos ya no cuentan.

El turismo rural, durante algunos años se desarrolló como una filosofía de gestión del patrimonio rural, al que por otro lado el Gobierno no podía hacerle frente, se puso en valor, fuimos más que embajadores de nuestra tierra que enamoró y dio a conocer una identidad que se desconocía, apostamos más que nadie por las nuevas tecnologías y, por ello, ante esto nos sentimos confusos por la falta de reconocimiento a nuestra labor y nos preguntamos, ¿esto es el turismo sostenible que se quiere para Canarias? Vemos, además, como el medio rural, que debería protegerse al máximo, desaparece poco a poco, bajo la influencia del ya harto negocio inmobiliario. Y encima sentimos como la ley se impone a los legalmente autorizados.

Hemos visto como en algunas ciudades de España, donde se legalizó el alquiler vacacional han dado marcha atrás, ya que se creó tan malestar entre los vecinos al no poder soportar los ruidos y diversiones de los turistas en las zonas residenciales. Parecido se está viendo en Santa Cruz de Tenerife o en Las Palmas de Gran Canaria, o zonas urbanas de Canarias, se alquilan pisos en comunidades de propietarios teniendo los residentes que aguantar los inconveniente que no le permiten descansar.

Necesitamos de un turismo de calidad y no de cantidad, ya tenemos bastante con el TODO INCLUIDO, como para ahora tener que soportar otra reforma en la actual ley de turismo. Si no reservamos espacios para la calidad y la particularidad estaremos acabando con este destino, donde los clientes manifiestan cada vez más su disconformidad.

Nosotros en aras de continuar con nuestro negocio, que es respetuoso con el entorno, con los valores de los pueblos, que es sostenible en el tiempo, que crea riqueza en lo rural, que ama a Canarias, que lo manifestando invirtiendo aquí lo poquito que ganamos, pedimos que se tenga en cuenta todos estos valores y que se nos defina con esas especificidades, y que se nos permita crecer con una fiscalidad adaptada a este negocio, que no es nada nuevo, ya lo hacen otros lugares, donde consideran al Turismo Rural el gran aliado del medio rural para otorgarle mejor calidad de vida y evitar su despoblamiento.

Y con respecto al turismo tradicional habrá que trabajar también para transformarlo, porque al final estamos exprimiendo un territorio cuyos resultados no son precisamente de sostenibilidad y que parte de sus resultados vuelven al sitio que los creo, sino por el contrario, son llevados fuera con el consiguiente perjuicio para las islas.

Queremos recordar las palabras, tanto del Sr. Presidente del Gobierno de Canarias en la prensa, en la que comentó que hay que poner un control de llegada de turistas y las de la Sra. Consejera, que en unas declaraciones decía que en Canarias tiene cabida el alquiler vacacional. Nosotros pedimos claridad en estos términos ya que, como hemos dicho, entendemos que Canarias necesita turismo de calidad y no de cantidad.

Y por último decir que en Canarias hay siete Reservas de la Biosfera, y que esta política de turismo de cantidad, del todo incluido, etc. va en contra de las buenas prácticas de las mismas, por lo que desde ACANTUR, en un acto de responsabilidad, trabajaremos con la UNESCO, para que desde esa institución se tomen las medidas oportunas que permita seguir garantizando las especiales condiciones en que fueron creadas.

Entendemos, por tanto, que el Turismo Rural para su supervivencia dentro del marco rural de Canarias, necesita de actuaciones desde el Gobierno Canario que garanticen los objetivos de productividad y desarrollo, así como el reconocimiento a una labor que ha venido prestando, especialmente al Medio Rural de Canarias y a su Patrimonio Cultural.

Junta directiva de Acantur