I CONGRESO ACANTUR LA GOMERA 2000

Asociacionismo y Calidad, la diferenciación del turismo rural

Más de 100 propietarios de alojamientos rurales del Archipiélago se reunirán, a partir de hoy, en la Isla para aunar esfuerzos y plantear el futuro del turismo rural en Canarias, en el marco del I Congreso Acantur – La Gomera 2000.

La Asociación Canaria de Turismo Rural (Acantur) aglutina a diferentes colectivos insulares como Atur Isla Bonita (La Palma), Grantural y Turismo Rural de Agüimes (Gran Canaria), Meridiano Cero (El Hierro), y Asociación Tinerfeña de Turismo Rural y CIT Rural Norte de La Gomera. Esta iniciativa, a juicio del presidente de la asociación, Carlos Fernández, «es de vital importancia para el desarrollo común del futuro del turismo rural en aras a brindar a nuestros clientes la máxima calidad en nuestro producto, con una oferta común y diferenciada».

Las ponencias correrán a cargo de entendidos de prestigio en esta materia de ámbito regional y nacional, siendo la primera vez que se celebra en el ámbito de Canarias un encuentro de estas características. Para ello, Acantur ha contado con la financiación del Cabildo de La Gomera y la Asociación Insular de Desarrollo Rural (Aider), además de la colaboración, entre otros, de los ayuntamientos de Agulo, Vallehermoso y Hermigua, Aider Gran Canaria y Parque Nacional de Garajonay.

El presidente de la Asociación Canaria de Turismo Rural, Carlos Fernández, destaca que «esta iniciativa se asienta en tres pilares fundamentales. Por un lado el asociacionismo como vehículo diferenciador de la oferta legal de turismo rural en el Archipiélago, y por otro, el análisis de las nuevas exigencias que en el ámbito de la calidad buscan los clientes de esta modalidad de alojamiento y que contará con ponencias específicas. Por último abordaremos la promoción y comercialización conjunta de la oferta rural del Archipiélago como eje de actuación que permita a las diferentes asociaciones mantener la tutela y el control del mercado».

Para Carlos Fernández, el turismo rural de Canarias está entrando en una etapa decisiva de consolidación como una alternativa imprescindible al turismo convencional, ya que, como aseguró, «cada vez nos encontramos más con que el turista que viene al Archipiélago busca el contacto directo con la naturaleza y el medio que le rodea, interesándose por aspectos como la gastronomía, la cultura y la tradición, algo que los alojamientos en el medio rural tienen que ofertar junto con las casas».

El sistema de calidad que se persigue para los alojamientos rurales tendrá que pasar no sólo por que el alojamiento cuente con unas determinadas características en cuanto a su ubicación, decoración o equipamiento, sino que los usuarios de esta modalidad entren en contacto con el medio rural a través de la oferta complementaria (ocio y tradiciones) y la relación con los habitantes del entorno.

El Día Digital